Pediatría

La lateralidad en tu hijo

¿Tu hijo tiene algún problema de lateralidad?


La lateralidad es la preferencia que muestran la mayoría de los seres humanos por un lado de su propio cuerpo.  Casi sin darse cuenta, los niños utilizan una mano de forma preferente, si dan un patada a un balón lo hacen con un mismo pie, si miran por una cerradura usan un ojo antes que otro y si escuchan detrás de una puerta elegirán un oído frente al otro. Todo esto tiene que ver con la lateralidad.No solamente hablamos si nuestro hij@ es zurdo o diestro a la hora de escribir, también cuál es su pierna, oído, ojo y hemimandíbula preferente.
Pero, ¿cómo sabemos si mi hij@ tiene algún problema de lateralidad?
Nuestro cerebro está lateralizado


Los hemisferios cerebrales son las dos mayores estructuras del encéfalo, la parte del sistema nervioso central incluida dentro del cráneo. Son inversos y asimétricos uno del otro.

Las funciones cerebrales se han ido lateralizando a lo largo de la evolución en la misma medida en que ha ido aumentando el tamaño del cerebro. Es decir, la lateralización se ha ido especializando en determinadas funciones para asegurar la eficiencia cerebral a pesar del aumento de la masa neuronal.

¿Cómo evoluciona la lateralidad en los niños?

El adecuado desarrollo de la lateralidad es imprescindible para un correcto aprendizaje de la lectoescritura, la elaboración de su esquema corporal, la organización de las referencias espaciales derecha-izquierda. Podemos distinguir las siguientes fases:
– Fase de indiferenciación (0-2 años): Se trata de un momento en el que el niño no tiene definida su lateralidad.– Fase de alternancia (2-4 años):  El niño utiliza las dos manos de forma indistinta para hacer cualquier tipo de actividad.

– Fase de automatización (4-6 años): A partir de los 4 años, veremos cómo poco a poco el niño va automatizando sus gestos. Es el momento en el que el niño empieza a utilizar más un lado que otro.

– Así, a los 6-7 años termina por establecerse definitivamente. Es importante que cuando el niño llegue a la edad de escolarización obligatoria (6 años) haya adquirido su lateralización.

Problemas en la lateralidad:
Primero hay que definir qué se entiende por lateralidad «normal» y homogénea.
1.Lateralidad homogénea:Cuando una persona utiliza preferentemente el lado derecho o el lado izquierdo de su cuerpo, es decir, tanto la mano, pie, oído, ojo y atm “fuertes” son del mismo lado, ya sea lado derecho (diestro) o izquierdo (zurdo).
2. Lateralidad heterogénea o lateralidad cruzada:Sin embargo, en algunas personas el proceso de lateralización (que finaliza, aproximadamente, a los 6 años) no se produce correctamente, por lo que no son homolateralmente diestras o zurdas. Estamos ante un trastorno neurofisiológico que afecta al desarrollo cognitivo de la persona ocasionándole muchos problemas de aprendizaje (de lectura, escritura, orientación espaciotemporal, matemáticas, razonamiento, lógica, equilibrio, etc.) y, en consecuencia, también un gran sufrimiento emocional. En estos casos, hablamos de lateralidad cruzada.

Posibles dificultades en la lateralidad cruzada:

  • A nivel motor (niños más patosos, con mayor número de caídas, tropiezos,…)
  • Dificultades en la escritura.
  • En la lectura (lectura lenta, saltarse líneas, inventarse palabras, no retención de lo leído, dificultad en comprensión lectora,…)
  • Alteraciones en los procesos de integración y ordenación de la  información, inversiones y alteración temporo – espacial (inversión letras y números, inversiones de sonidos y sílabas al hablar…)
  • Actitudes de inseguridad, falta de decisión e inestabilidad, falta atención.
  • Trastornos psicomotrices.

¿Es importante realizar alguna terapia con mi hij@ para tratar su trastorno de lateralidad?
La respuesta es sí; la lateralidad cruzada o heterogénea no se cura por sí sola con la madurez física, emocional, psicológica y mental que se va adquiriendo con la edad. Todo lo contrario: cuanto más tiempo transcurre, más se agrava el problema. El primer paso hacia la recuperación es el diagnóstico precoz, que debe realizarse a partir de los cuatro años y medio o cinco, ya que antes de esta edad, el resultado no puede considerarse fiable. Y tras este diagnóstico precoz, realizar una terapia ajustada a cada niñ@.
En Fisioterapia y Osteopatía Barón seguimos el Método Padovan, que nos sirve para volver a reeducar la lateralidad en tu hij@  y conseguir que se vuelva homogénea. No es un proceso sencillo pero a lo largo de las sesiones tu hij@ irá adquiriendo destrezas que jamás habrías pensado que se lograse de recuperar de forma tan rápida. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mi bebé no duerme!!!

19 de enero de 2021

Los beneficios del porteo

14 de febrero de 2021